Cinco formas de colocar el sofá en el salón

Acertar con la ubicación del sofá en nuestro salón es tarea importante que nos aportara bienestar, estilo y sociabilidad. En definitiva vida, en uno de los lugares más importantes de nuestro hogar.

¿Y dónde coloco ahora el sofá? Seguro que es la pregunta que muchos se han hecho cuando han tenido que decorar el salón. Y es que es muy importante situarlo en un buen lugar para luego continuar con el resto de la decoración del espacio. El salón es la estancia en la que más horas pasamos y en que nos reunimos al final del día o cuando tenemos visitas en casa. Por eso es importante orientar de forma correcta el sofá y hoy en Muebles Romerohogar te vamos a contar cinco formas de hacerlo. ¡Toma nota porque te lo contamos todo a continuación!

1. En torno a la chimenea

Disposición en torno a la chimenea
Disposición en torno a la chimenea

Está claro que no es algo que en todas las casas se pueda llevar a cabo, pero si eres uno de esos afortunados que dispone de una chimenea en el salón, sin duda alguna el sofá deberá estar colocado frente a ella. De este modo sentarse a descansar frente a la imagen del fuego creará un ambiente acogedor y muy decorativo. Si no dispones de una chimenea pero sí de un ventanal con buenas vistas, te aconsejamos lo mismo. Saca partido de aquellos aspectos más positivos de tu salón colocando tu sofá alrededor.

2. Junto a la pared

Sofá colocado junto a la pared
Sofá colocado junto a la pared

Es una de las formas a las que más recurre la gente a la hora de colocar el sofá. Suele ser la mejor solución para estancias pequeñas y nos permite darle un mayor protagonismo decorativo a la pared colocando algún cuadro, espejos u objetos decorativos que hagan destacar esta zona del salón.

3. Mueble detrás del sofá

Mueble con estantes detrás del sofá
Mueble con estantes detrás del sofá

Cuando disponemos de un salón grande podemos permitirnos crear varias estancias diferentes y diferenciarlas a través de los muebles. Por ejemplo colocando un mueble detrás del sofá para diferenciar las zonas en un espacio abierto. La clave es elegir un mueble que tenga una altura similar a la del sofá para crear un equilibrio que mantendrá la armonía del conjunto del sofá.

4. Sofás en forma de L 

Disposición en forma de "L"
Disposición en forma de “L”

Se trata de otra de las fórmulas para crear espacios acogedores y aprovechar el espacio disponible. Analiza las posibilidades de tu salón antes de nada y coloca el sofá de tal forma que no dificulte el espacio por la zona. Existen salones que por sus características serán más propios para este tipo de forma de sofá que otros que son más pequeños. Para encontrar la forma más acogedora es tan sencillo como ir probando la distribución más conveniente y elegir la que nos haga sentir más cómodos.

5. Dos sofás situados uno enfrente de otro

Sillones enfrentados
Sillones enfrentados

Cuando enfrentamos dos sofás conseguimos crear un espacio de conversación y de diálogo para favorecer la comunicación. Así que si tienes pensado poner dos sofás en el salón, esta será una posición perfecta. Y no solo tiene que hacerse con los sofás, puedes hacerlo también con butacas en vez de sofás. Este tipo de posición deja en un segundo lugar todas aquellas distracciones como la televisión.

¿Qué te han parecido estas ideas? Si ahora mismo estás en ese punto de indecisión en el que no sabes cuál será la mejor opción, nosotros te aconsejamos que pruebes estas diferentes formas en Muebles Romerohogar , donde además puedes configurar la tapicería como más te guste y así podrás elegir el sofá que te haga sentir más cómodo en tu propio espacio.

¡Ven a visitarnos!

Inspirado en Vivárea.

Fotos: Pinterest, Vivarea y Muebles Romerohogar