¿Qué significa el etiquetado energético de los electrodomésticos de tu cocina?

¡Ha llegado el momento de reformar tu cocina y darle un aire nuevo! Pero, una obra en casa puede ser un quebradero de cabeza ¿verdad? Suelen tardar más de lo esperado y tienes que tomar muchas decisiones. Una de esas decisiones se refiere a los electrodomésticos de la cocina, porque hay dos factores que van a influir: el ahorro de la factura en la luz y el cuidado del medioambiente. En este post, queremos que descubras qué significa el etiquetado energético de los electrodomésticos para que sepas cómo elegirlos.

Pero, empecemos por el principio…

¿Qué es la eficiencia energética de un electrodoméstico?

La eficiencia energética de los electrodomésticos supone la capacidad de realizar su función (lavar la ropa, fregar los platos, cocinar) con un consumo de energía bajo.

Cuando elegimos los electrodomésticos para cocinas de alta calidad, nos solemos fijar en las características técnicas, la estética y el precio, pero también es importante poner el foco en la eficiencia, ya que supondrá reducir el importe de la factura de la luz y cuidar el entorno.

Para saber qué eficiencia energética tiene un electrodoméstico basta con leer su etiquetado energético. A continuación te contamos cómo interpretarlo.

Moderno electrodoméstico de alta eficiencia energética.

Aprende a interpretar el etiquetado energético

Lo primero que debemos saber es que el etiquetado energético es obligatorio en electrodomésticos como:

  • Frigoríficos y congeladores
  • Lavadoras-secadoras
  • Lavavajillas
  • Fuentes de luz
  • Hornos
  • Lavadoras
  • Secadoras

Es probable que hayas visto que cada electrodoméstico lleva un etiquetado energético que es el siguiente:

  • Cuando la eficiencia energética es mayor, el etiquetado es A+, A++ o A+++-
  • En el caso de que la eficiencia energética sea moderada, la etiqueta será A o B.
  • Si el consumo es alto, el etiquetado será C o D.

Por lo tanto, los electrodomésticos más eficientes son los que llevan la etiqueta A. Además de lo anterior, el etiquetado nos podrá informar sobre el fabricante, el modelo, el consumo de energía, la capacidad en litros o cubiertos, el nivel de ruido y la normativa aplicable, entre otros aspectos.

No podemos olvidar que aunque el precio sea más elevado, el ahorro en la factura de la luz compensará la inversión de forma rápida.

Finalmente, es importante saber que el etiquetado energético cambiará a partir de 2021 ya que se simplificará la escala que se fijará de la A a la G y se suprimirán las etiquetas A+, A++ y A+++.

Etiqueta energética de los electrodomésticos

Consejos para elegir los electrodomésticos para cocinas de alta calidad

Ahora que ya conoces el significado del etiquetado energético llega el momento de ver otros factores que debes considerar en la elección de electrodomésticos:

  • Analiza qué es lo que necesitas. Tendrás que considerar si vives solo o si sois más personas en casa.
  • Mide la superficie de la cocina. Si tienes poco espacio puede ser una buena idea elegir electrodomésticos combinados, por ejemplo, una lavadora secadora.
  • No olvides la calidad. Es importante evitar que el electrodoméstico empiece a fallar al poco tiempo de comprarlo, por lo que antes de decidir, verifica la calidad.
  • Verifica la garantía. El mínimo es de 2 años, pero algunos fabricantes amplían el plazo.
  • Compara precios y características. Una vez que hayas visto varias opciones, podrás comparar y elegir la que mejor se adapta a tu estilo de vida.

Si quieres ayuda, no dudes en contactar con nosotros, somos expertos en muebles y decoración para el hogar y te podremos asesorar en lo que necesites.

Autora: Arantxa Fariñas