Distribuir tu casa como un profesional

En el mundo de la decoración y el interiorismo, tan importante es elegir adecuadamente los muebles de tu hogar, como acertar con una adecuada distribución de los mismos. Por eso hoy en MUEBLES ROMEROHOGAR nos hemos propuesto darte algunos buenos consejos para que aciertes a la hora de distribuir tu casa. ¿Empezamos?


Lo primero que tienes que pensar antes de ponerte a distribuir tu casa como un loco/a, es en que tienes que exprimir al máximo los metros que tienes de casa para conseguir el mayor confort posible a la vez que creas espacios acogedores y a tu medida. Al distribuir tu casa como un profesional lo haría, lo que haces es crear distribuciones lógicas y racionales, teniendo en cuenta las zonas de paso, los elementos estructurales o las medidas apropiadas para convivir en un espacio flexible y cómodo.
Dicho así parece fácil, pero no lo es, por eso… ¡¡Presta mucha atención a nuestros consejos de hoy!!

Distribución casa profesional

Cómo distribuir el salón y/o comedor

Antes de nada, métete esto en la cabeza:  A la hora de distribuir la zona del salón y/o el comedor, debes SIEMPRE respetar las zonas de paso y potenciar la luz natural de estas estancias. Piensa en los ambientes que quieres crear y dónde los quieres ubicar.
Ten en cuenta que dependiendo de cómo sea tu salón o el comedor, la distribución adecuada será de una manera u otra. Por ejemplo: Los salones de planta irregular o los cuadrados permiten repartir las diferentes áreas de forma que se cree una línea diagonal imaginaria con la que se aporta mayor dinamismo y se aprovecha el espacio eficientemente. Además un salón cuadrado te permitirá, por ejemplo, colocar los asientos –sofás, chaise longue, butacas…–, enfrentados en forma de “U”. En los alargados es preferible colocarlos formando una “L”; un sofá y una butaca o un sofá con chaise longue, será la solución ideal.
Por el contrario, para los salones pequeños de superficie rectangular deberás situar los ambientes en línea. De esta forma dejarás un pasillo libre para la circulación.

Si tu casa comparte espacio el salón con el comedor, entonces nuestra recomendación a la hora de distribuir las zonas es que reserves la zona ‘menos importante’ para la mesa y las sillas, ya que se trata de una zona de menor uso. Si no sabes qué mesa comedor elegir, mira nuestro artículo de hace unas semanas donde te explicamos con todo lujo de detalles cómo hacerlo… 

Si comparte espacio tu salón y tu comedor, pero no sueles recibir visitas y eres de esas personas que les gusta comer sentado/a en el sofá frente al televisor, entonces tus necesidades de distribución cambian. Y es que si no utilizas este espacio a diario puedes buscar otras opciones al clásico comedor.

Véase una mesa estrecha con alas abatibles que pueda convertirse en una funcional pieza en cuanto la necesites, una consola extensible que te haga la función de consola o de mesa según lo necesites o mesas extensibles que puedas hacer más o menos grandes en función de la demanda de tus comensales y circunstancias. 

Distribución de muebles en el salón.

Cómo distribuir la cocina

De nuevo lo primero que debemos tener en cuenta es la “forma” de nuestra cocina… Es una cocina alargada, cuadrada, en “L”. ¡¡Las hay de mil tipos y maneras y cada una tiene su “truco” a la hora de la distribución!!
Una vez aclarada la forma de la cocina, debemos focalizarnos en 3 áreas fundamentales como son: Las zonas de aguas, de cocción y almacenaje. Estos tres espacios deben formar un triángulo imaginario, con lo que conseguirás reducir los desplazamientos innecesarios entre las zonas más comunes de trabajo.

Nunca te olvides de dejar suficiente espacio de encimera para trabajar y apoyar junto a la zona de cocción y la de fregadero. Además siempre que sea posible, toma estos consejos o tips para tu cocina, como si de obligados mandamientos se trataran:

  • En las zonas que sea posible, procura colocar muebles que lleguen al techo para ganar espacio de almacenamiento vertical. Recuerda poner arriba de todo aquellos utensilios que no utilices demasiado a menudo.
  • Siempre que puedas, instala el fregadero frente a una ventana para aprovechar al máximo la entrada de luz natural. La zona de cocción nunca debe estar en esa situación por motivos de seguridad.
  • Si alargas unos centímetros la encimera podrás utilizarla como una pieza extra para desayunar.
  • La encimera debe tener una altura idónea para evitar malas posturas mientras estás trabajando en ella. Lo normal es que se sitúe a 85-90 centímetros del suelo.
  • Entre la zona de aguas y la de fuego no puede haber menos de 60 centímetros en las cocinas de tamaño normal; 45 en las que sean pequeñas.
  • Para las cocinas en paralelo debes dejar unos 130 centímetros de pasillo. De este modo podrás moverte con comodidad y los electrodomésticos y cajones se podrán abrir evitando que choquen entre ellos.
Distribución de muebles en la cocina.

Y además de estos consejos, no debemos olvidar lo complicado que resulta en ocasiones elegir la mesa de cocina adecuada para el espacio y necesidades. Por eso, ya escribimos un artículo dedicado solo a este tema. A cómo saber qué mesa de cocina comprar. 
Por último, para distribuir la cocina de manera adecuada, cada vez tenemos que tener más en cuenta la edad de las personas que van a disfrutarla. Y es que como ya contamos en otro artículo de nuestro blog, los Millennial, han implantado sus propias normas y éstas son importantes a la hora de distribuir sus cocinas. 

Cómo distribuir el dormitorio

Para terminar de distribuir tu casa lo más adecuadamente posible, como si fueras un profesional, nos queda el dormitorio… Para ello tenemos que empezar a distribuirlo por la pieza principal y más importante: La cama.
La cama es la pieza más voluminosa por lo que dictará la pauta para colocar los demás muebles. Lógicamente, las puertas y ventanas, por ser elementos fijos, también jugarán un papel fundamental. No cometas estos errores que marcarían mucho tu distribución correcta. 

Nuestro mejor consejo a la hora de distribuir tu dormitorio es que procures colocar la cama en un lugar donde incida la luz natural, cerca de una ventana. Y es que decorar con luz natural las estancias donde descansamos es fundamental para nuestro bienestar. 
Otro buen consejo a la hora de distribuir el dormitorio es elegir muebles multifuncionales: una cama con canapé abatible para poder almacenar la ropa de cambio de temporada, o, en su defecto, cajones con ruedas que puedas colocar bajo el somier de modo que cumplan la misma función.


Distribución de muebles en el dormitorio.

Los armarios que coloquemos en la habitación, si no dispones de una estancia específicamente destinada a este uso, también requerirán un estudio a fondo para optimizar al máximo su ubicación y capacidad de almacenaje. Si la habitación es de dimensiones reducidas, procura colocar armarios con puertas correderas. Ahorrarás el espacio que necesitas para abrir las puertas convencionales. Ten presente siempre que es aconsejable que los sitúes relativamente alejados de la puerta de acceso para evitar que el paso se vea entorpecido.

Y recuerda que si necesitas amueblar tu hogar y que te asesoren de manera profesional para diseñar la casa que mejor se adapta a tus gustos y necesidades, solo tienes que venir a visitarnos .

¡Te esperamos!

Visto en Vivarea.